LUNES 28-S: PARO NACIONAL DE LA DOCENCIA UNIVERSITARIA Y PRE-UNIVERSITARIA

Desde ADUNLu y la Conadu Histórica convocamos a toda la docencia de la UNLu a sumarse al Paro Nacional del próximo lunes 28 en reclamo de recomposición salarial, reconocimiento de gastos en todas las universidades nacionales (tal como conquistamos en Luján, la UNPA y el IUPA), presupuesto de emergencia para las obras sociales universitarias, entre otros puntos.

Se trata de una medida de fuerza votada por las asociaciones de base de todo el país en el reciente Congreso Extraordinario de la Conadu Histórica, del que ADUNLu participó con sus cuatro delgados/as proponiendo una medida de fuerza de 48 horas como el inicio de un plan de lucha nacional.

¿Por qué paramos?

Nuestra paritaria salarial venció a finales del mes de junio. Pasados ya tres meses de ese vencimiento se agrava el deterioro de nuestros salarios por la permanente inflación. Por ello, reclamamos en forma urgente una recomposición de los salarios que, al menos, compense la pérdida del poder adquisitivo ante el avance inflacionario.

Por estos días se nos impone una situación objetiva caracterizada por una progresiva pérdida salarial estimada en un 12,57% entre octubre de 2019 y agosto 2020. Una situación signada por el incumplimiento de la cláusula gatillo en marzo y, en la actualidad por la ausencia de una propuesta salarial por parte del gobierno nacional y el Consejo de Rectores (CIN). A esta situación debemos agregarle la enorme caída del salario real que sufrimos entre los años 2015 y 2019.

Desde el inicio de la pandemia las y los docentes cargamos sobre nuestras espaldas la continuidad de la enseñanza a casi dos millones de estudiantes, desde nuestros hogares, con nuestras familias en aislamiento y con nuestras propias herramientas tecnológicas y recursos económicos, mientras las universidades se mantienen cerradas desde entonces.

Así, en este tiempo se nos impusieron nuevas condiciones de trabajo signadas por la virtualización forzosa que generan una sobrecarga laboral y sin contar con la más mínima compensación de gastos en la enorme mayoría de las universidades nacionales. A ello, debemos sumarle la negativa de muchos rectorados a reconocer el derecho de la docencia de acceder a licencias especiales y dispensas en el contexto del ASPyO.

También reclamamos en todo el país el efectivo cumplimiento de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo, basta de precarización laboral en las universidades: estabilidad laboral con el ingreso a carrera docente de los y las docentes interinos y contratados y el pago de salarios a docentes ad honorem.

Además, es imprescindible un auxilio presupuestario de emergencia para las obras sociales universitarias, cuya crisis económica es cada vez mayor.

Reclamamos la triplicación del presupuesto para universidad, ciencia y técnica.

Por todas estas razones, desde ADUNLu convocamos a la docencia de la UNLu a sumarse masiva y activamente a este paro nacional y a intervenir en la visualización de nuestros reclamos en redes sociales, sitios y aulas virtual.

Comisión Directiva de ADUNLu, 24 de septiembre del 2020.-