Convocamos a todos lxs afiliados a exigir el cese de la retención ilegal de nuestros aportes para el pago de 18 sueldos de planta general de la universidad

Nuestra Obra Social atraviesa una difícil situación económica, la cual no solo es consecuencia de la crisis socio-económica vigente sino también de decisiones político administrativas de la actual gestión de la Universidad.  Siendo una de las principales causas del desfinanciamiento de la DASMI el uso de sus recursos económicos para el pago del sueldo mensual de 18 trabajadores de planta general de la Universidad como así también el intento de liberalización.

Dado que ésta erogación mensual que realiza la Universidad atenta hoy más que nunca contra el sostenimiento de los servicios propios de la Obra Social, y perjudica principalmente la atención sanitaria de los afiliados, el Consejo Directivo de la DASMI, con fecha 17/9/19, ha planteado el cese del uso de sus recursos propios para el pago de los haberes al personal de planta no docente “…descontados indebidamente de los aportes y contribuciones”, en una comunicación dirigida al Rector, al HCS y al Secretario Administrativo.    

La DASMI es parte de la estructura de la Universidad pero posee autonomía financiera. HOY, la gestión Lapolla-Gei, quienes se escudan en un acuerdo paritario con los no docentes, determinan que la Universidad no transfiera el monto completo de los aportes y contribuciones que todos los afiliados docentes y no docentes realizamos mensualmente. ESTO REPRESENTA A LA FECHA alrededor de $1.200.000 mensuales que la DASMI no dispone y que son necesarios para garantizar en forma integral tratamientos y prácticas médicas a afiliados con patologías oncológicas o enfermedades crónicas por ejemplo, como así también para la cobertura médico asistencial básica de los empleados de la UNLu.  LA DASMI debe disponer de todos los aportes y contribuciones de sus afiliados.

La UNLu deber realizar los aportes de igual manera aportando el 6% de jornada laboral completa de todas las categorías y dedicaciones docentes. Aquellos docentes que tienen dedicaciones Simples o Semiexclusiva, han sido forzados a aportar como exclusivos.

Este uso indebido de los recursos propios de la obra social para el pago de haberes es un acto arbitrario por parte de esta gestión e ilegal ya observado por los auditores de la Universidad. Las irregularidades están debidamente documentadas e investigadas en un acto sumarial que el Rector Lapolla decidió cerrar.

Lapolla, Gei y numerosos consejeros parecen no oír al resto de la comunidad universitaria que quiere a la DASMI dentro de UNLu, con plena autonomía financiera: El presupuesto 2019 de la universidad no incluye ni los 18 sueldos ni la deuda que generó la UNLu con la DASMI por esta retención ilegal.

Esto se suma a otras acciones de esta gestión que atentan contra el funcionamiento de la obra social, promoviendo su liberalización y mercantilización, abandonando su identidad solidaria. La decisión de promover la libre opción, medida que no está reglamentada en la ley de OSU, ni es aplicada por otra obra social universitaria en el  país facilitará la fuga de recursos y la desestabilización, ya que en la práctica solo los trabajadores con más altos salarios pueden pagar un servicio privado.
Para finalizar, la gestión Lapolla-Gei imponen en forma antidemocrática los cambios que ponen en riesgo la DASMI, incumplimiendo el Estatuto,  negando el llamado a elecciones para renovar las autoridades de la OS, solicitado por ADUNLU entre otros pedidos al Consejo Superior.

Una tras otra son medidas de gravedad institucional que desde hace tiempo ADUNLu viene denunciando.

Exigimos el cese de ese descuento y el reconocimiento de la deuda que hoy se estima por encima de los 30 millones de pesos. Si hoy la Universidad no cuenta en el presupuesto con el monto necesario para el pago los haberes, que se hagan cargo los responsables que llevaron a la UNLu a esta situación!!!

-No a la mercantilización
-Elecciones ya
-No al ajuste en las prestaciones
-Que no se deriven tratamientos complejos en prestadores de menor calidad
-No al vaciamiento de Dasmi
-Que la UNLu pague la totalidad del personal de Dasmi y devuelva lo que adeuda
-Que la UNLu haga el aporte del 6% de todes les afiliades

   
QUE UNOS POCOS NO DECIDAN SOBRE LA COBERTURA DE SALUD DE TODOS, CONVOCAMOS EL 31/10 A LAS 13 HS AL SUPERIOR A EXIGIR EL CESE DE LA RETENCIÓN INDEBIDA SOBRE LOS RECURSOS DE DASMI,  EL RECONOCIMIENTO DE LA DEUDA Y LA REAPERTURA DEL SUMARIO POR LOS 18 CARGOS INDEBIDAMENTE DESCONTADOS!