En el pasado Plenario de Secretarios Generales de nuestra Federación, Conadu Histórica, se nos proporcionó una copia del informe especial realizado por el Insituto de Estudios y Formación de la CTA Autónoma. En el mismo se analizan datos de medición de precios y salarios en 2014, y está orientado a fundamentar las discusiones paritarias del corriente año.

En el marco de la próxima medida de fuerza convocada para la semana del 13 de abril, y del llamado a apertura de la mesa de negociación salarial, creemos conveniente incorporar en nuestros análisis algunos elementos de la situación económica actual.

De la relación entre la inflación estimada para el último período, de la estimación para el año en curso, y de los aumentos salariales alcanzados previamente se puede derivar cuál debe ser el porcentaje de aumento a solicitar a nuestro empleador, el estado nacional, para, por lo menos, no registrar una pérdida del poder adquisitivo.

Las principales conclusiones de este informe son:

  • La inflación es un mecanismo de transferencia de ingresos desde los trabajadores hacia el poder económico, y es expresión de la desigual correlación de fuerzas de los sectores de ingresos fijos y bajos contra el poder de la ganancia empresaria del sector más concentrado. Desde hace por lo menos 40 años que la inflación es un mecanismo de transferencia de ingresos desde los de abajo.
  • A partir del año 2007 encontramos un incremento importante en el nivel inflacionario. El mencionado no se encuentra registrado en las cifras divulgadas por el INDEC, debido a la destrucción de la estadística pública llevada a cabo por la intervención Oficial en curso. La mencionada Intervención dió el marco necesario para la aparición de numerosas mediciones, difundidas por organismos provinciales y consultoras privadas.
  • Establecemos para 2014 un Indicador de Máxima de Inflación (39,4%), un Indicador Medio (37,7%) y un Indicador de Mínima (23,9%). Surgen del análisis de la información del nivel de precios brindada por diferentes fuentes: públicas y privadas.
  • En el marco de las negociaciones paritarias 2015, creemos conveniente que los sindicatos analicen sus situaciones sectoriales y formulen una propuesta de actualización y aumento salarial, para recuperar y mejorar capacidad de compra del salario.
  • Planteamos 3 escenarios para las mencionadas negociaciones salariales, donde cada uno representa a un Indicador de Inflación 2014 distinto. Tomamos también en consideración dos niveles de aumentos salariales 2014: un Promedio de Principales Convenios, de elaboración propia, y el índice de salarios de INDEC.
  • En el Escenario 1 utilizamos el Indicador de Máxima de Inflación 2014. Si analizamos este dato junto con el Promedio de Principales Convenios 2014, estimamos pertinente y necesario negociar un aumento cercano al 45%. Si utilizamos el índice de salarios de INDEC, proyectamos que los ingresos deberían aumentar un 41% para poder nivelar ingresos al nivel previo al arreglo de 2014.
  • En el Escenario 2 utilizamos el Indicador Medio de Inflación 2014. En este caso, estimamos que el objetivo de aumento porcentual de los salarios deberían rondar entre el 43% y el 39,5%.
  • En el Escenario 3 utilizamos el Indicador de Mínima de Inflación 2014, correspondiente al 23,9% del IPCNu. De utilizar esta estimación, la negociación se acerca a la inflación esperada de este año, de entre el 30% y 35%.