(Continuidad de la asamblea iniciada el 1º de septiembre 2020)

1º Exámenes virtuales, evaluación de la situación actual, Disposición de SAA que establece regulación.

– Luego de una amplia deliberación la asamblea resolvió, por amplia mayoría de las y los presentes, pronunciarse por el rechazo a los exámenes finales virtuales o remotos de características masivas, por considerar que implican necesariamente una sobrecarga laboral en las tareas de las y los docentes.

– No obstante, la asamblea considera oportuno que se desarrolle una (1) de las mesas de exámenes finales “especiales”, durante el llamado de octubre o noviembre, siempre y cuando se logre establecer un protocolo específico en la Paritaria Particular de la UNLu para que de esa manera se pueda instrumentar, de forma correcta (administrativa, técnica, pedagógica y académicamente) dichas mesas de exámenes para estudiantes del último año de las carreras de grado y pregrado o para aquellos estudiantes que adeuden tres (3) o menos asignaturas (tal como se realizó en el llamado del mes de agosto).

– Además, para la constitución de las mesas de exámenes “especiales”, los equipos y/o docentes podrán solicitar la suspensión de las clases en las fechas correspondientes.

– La asamblea resolvió mandatar a la Comisión Directiva para la confección de un protocolo, en relación a los puntos anteriores, que será presentado para su tratamiento en la Paritaria Particular de la UNLu.

2º Situación salarial, resultado de la Paritaria Nacional convocada por el Ministerio de Educación y realizada el miércoles 26/08 a las 14:30 horas. Plan de acción y medidas a seguir. Posicionamiento y reclamos para llevar como mandato a nuestra Federación CONADU Histórica.

– Por amplia mayoría la asamblea votó que llevará como mandato al Congreso Nacional de la Conadu Histórica (21/9) “la convocatoria a un paro nacional de la docencia universitaria y preuniversitaria de, al menos, 48 horas para el mes de septiembre, como el inicio de un plan de lucha en defensa del salario, las condiciones laborales y la universidad pública».

– Además, la asamblea se pronunció por la necesidad de articular nuestra lucha con diversos sectores de trabajadores ocupados y desocupados, por la suspensión y no al pago de la deuda externa y por la sanción e implementación de un inmediato impuesto a las grandes fortunas.